02/11/2009...2:10

Cuarta (y última jornada, o casi): Tricas y Carrión

Saltar a Comentarios

escribit_charlas03

Nos gustaría continuar Escribit a través de este blog a partir de ahora.

Nos gustaría que este blog fuera tan Escribit como lo han sido los días ¿”reales”,”corpóreos”, “físicos”? -no encuentro definición para una parte de la realidad que antes era la única realidad, pero ya no. Porque nos gustaría que este Escribitblog continuara el trabajo del Escribitsala. Y nos gustaría que así fuera porque no tiene sentido limitarnos a un encuentro de unos cuantos días, limitarnos al debate y a la reflexión durante cuatro días, si podemos seguir haciéndolo de manera continuada y cuando nos venga bien. El encuentro físico es primordial. Incorpora ritos e interactuaciones imposibles en el “nubencuentro”  (CiberEscribit) . Pero éste nos da la posibilidad de continuar mucho más allá.

Bien. La última tarde, después del taller sobre las cosas útiles para escribit que podemos encontrar en el ciberespacio y también en el ciberescritorio que es el ordenador, tuvimos la oportunidad y la suerte de seguir las exposiciones de Fernando Tricas y Jordi Carrión y también del diálogo entre ellos y de asistir a un variadísimo (aunque necesariamente breve debate entre el público).

Fernando Tricas abordó el   título postulado para la jornada de este día desde el punto de vista de la relación de la escritura con su entorno, tanto en cuanto a la difusión, como a las posibilidades de creación absolutamente personal o a la apertura de formulaciones en el intercambio cultural entre el artista y su entorno (dar para que nos den fue de alguna manera la frase que podría parametrizar las tesis de su charla), abogando por un trabajo creativo no ceñido al camino comercial tradicional, sino abierto a una  esfera mucho más amplia de los hechos culturales:

Jordi Carrión, por su parte, exploró un aspecto más ontólógico de la escritura, abordado a través del paradigma de la pantalla como elemento definitorio del establecimiento de la relación del individuo con su entorno y con otros individuos: la pantalla como soporte de nuestra idiosincrasia intelectual. Opina Carrión que es posible establecer dos posiciones en la literatura hispana actual: aquellas obras que se escriben de espaldas a ese paradigma que hemos definido para la pantalla y aquellas otras en las que puede apreciarse la afirmación de la conciencia de la existencia de la pantalla para la elaboración de los mundos literarios y de los lenguajes. Para Jorge Carrión la influencia de la pantalla en los discursos narrativos puede analizarse a través de cinco presupuestos reflexivos: generación multiplicidad de lenguajes, configuración de entidades múltiples, ampliación del recurso/estado de la elipsis, aceleración en la velocidad de los discursos, repetición de los mismo. La trama de la ponencia de Carrión estuvo asentada sobre las referencias a algunas obras que fue citando expresamente, apoyado en la escritura en word: entre ellas, Guerra ambiental, de  Javier Montero; Cero Absoluto, de Javier Fernández; Bombardero, de César Gutiérrez; Guan to Fack?, de Alejandro López; El Dorado y Barcelona Arcade, de Robert Juan Cantavella; España, de Manuel Vilas; o La muerte me da, de Cristina Rivera Garza. Habló también Jordi Carrión de Heartbeat, de Dora García y presentó su libro Crónica de Viaje, (editado dentro del Proyecto La Brújula) un importante trabajo literario y personal,  una obra gráfica bellísima, en el que se juega con la aleatoriedad aparente de Google y el formato pantalla para contar un viaje hacia sí mismo a través del tiempo y también de los espacios que a uno le son propios (en definitiva quizás si fueron ésos fue por una razón tan o tan poco aleatoria como las búsquedas a través de Google).

 

 

 

Deja un comentario